Home

El hielo incendió los ánimos

de nuestros sueños y esperanzas

el fuego extinguió los deseos

en tus ojos cupríferos

cuando caía la nieve

cuando quemaban las brazas

en todas las palabras

en los sonidos balbuceados

del último adiós.

Advertisements